Ultima llamada para la era digital

Las organizaciones pasan por etapas sucesivas de negación, ansiedad y aceptación antes de realmente comprometerse a los nuevos tiempos, asumiendo incluso un riesgo existencial. El calentamiento global es un ejemplo actual. Otro es la cuarta revolución industrial, ocasionada por la convergencia de tecnologías digitales como la nube, las redes sociales o la robótica. La velocidad sin precedente de esta revolución, en muchos casos superior a la velocidad de adaptación de las organizaciones, ha ocasionado un ‘darwinismo digital’ en EE.UU. y otras economías avanzadas ilustrado por el cierre de diarios – por la migración de lectores y anunciantes hacia las redes sociales – o la debacle de los centros comerciales, sustituidos por el e-commerce.

En el Perú, varias empresas han mejorado las experiencias de sus clientes en base a nuevas tecnologías, como lo atestigua la proliferación de APPs, BOTs, LABs y otras palabras de tres letras. Sin embargo, la mayoría de las empresas peruanas no han iniciado la transformación necesaria para correr el tsunami digital en vez de ser arrasadas por él. ¿Hasta cuándo tendremos que desplazarnos hasta una clínica para una simple consulta médica? ¿Cuándo comprar abarrotes online será una experiencia agradable?

Un alto nivel de coraje y de recursos son requeridos para llevar a cabo una transformación digital y muchos líderes han decidido no pisar el acelerador todavía. Pero si piensa que los tsunamis digitales siguen lejos de la costa peruana, piense de nuevo. El primero llegó: según la agencia CPI, la lectoría de diarios impresos cayó en dos dígitos entre 2013 y 2016, afectando seriamente la inversión publicitaria en este medio. El efecto dominó hará el resto: Según The Boston Consulting Group, después de los medios de comunicación siguen los sectores retail, telecom, banca y seguros en la lista de víctimas. Cualquier empresa en esos sectores debe iniciar su transformación, si quiere sobrevivir a lo que se viene. Una vez que el mercado pasa masivamente al formato digital, es demasiado tarde para que una empresa pueda adaptarse y se vive el famoso ‘momento Kodak’.


Si te gustó el artículo, compártelo con tu red de contactos y escribe tus comentarios más abajo por favor. ¡Gracias!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s