¿Cómo el reciente escándalo de Volkswagen impactará la‏ responsabilidad social empresarial?

El escándalo de las emisiones de Volkswagen (VW) será recordado sin duda como una de las grandes mentiras del mundo corporativo. La compañía deliberadamente diseñó un medio para eludir el control de las emisiones y así darse una ventaja injusta sobre sus competidores. Mientras se estaba volviendo el fabricante automóvil número uno del mundo gracias a coches supuestamente favorables al medio ambiente, estaba envenenando el planeta.

Queda claro que la responsabilidad social empresarial de VW, orientada hacia el medio ambiente, no era más que una fachada desvinculada del negocio central. ¿Pero debemos concluir que la responsabilidad social empresarial es una farsa que debe terminar?

Los eventos de los últimos días demuestran que no existe mayor tolerancia para el incumplimiento de promesas de responsabilidad social empresarial que para fallas en el desempeño de un producto. Todo indica que VW pagará tan o más caro por su falta de ética última que lo hizo Toyota en 2009 después de haber mentido a sus clientes sobre la seguridad de algunos modelos. Como Corolario de lo anterior, la responsabilidad social empresarial debe ser parte integral del negocio. De lo contrario, las fuerzas emprendedoras e innovadoras del ‘core business’ no podrán ser canalizadas hacia el propósito social. Peor aún, como lo ilustra el caso VW, las incoherencias entre uno y el otro pueden afectar a los dos.

Espero que los recientes eventos del sector automóvil mundial sean interpretados de la misma manera por los empresarios del Perú, país con tantas necesidades y conflictos sociales. En demasiadas ocasiones vemos la gestión del impacto social o medioambiental delegada a una fundación separada del negocio principal o en manos de ejecutivos de mando medio sin el peso suficiente para influenciar las decisiones importantes. Es muy tarde para un gerente general intervenir cuando aparecen los primeros conflictos.

La noción de ‘valores compartidos’ de Michael Porter, con solo dos palabras, recuerda la importancia de alinear los objetivos fundamentales de la empresa con los de la sociedad. La salud pública no era parte de los valores de la alta gerencia en VW; las consecuencias son inmensas: multas que pueden alcanzar los diez dígitos, pérdida de confianza en la marca y altos ejecutivos pronto enfrentando la justicia.


Si te gustó el artículo, compártelo con tu red de contactos y escribe tus comentarios más abajo por favor. ¡Gracias!

Un comentario en “¿Cómo el reciente escándalo de Volkswagen impactará la‏ responsabilidad social empresarial?

  1. Definitivamente, así como también el empresario peruano suele considerar que la honradez debe ser la principal cualidad de un político, lo debe ser del mismo. No se deben aceptar contradicciones.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s