Entre el instinto y los números, escojan los dos

El uso de herramientas cuantitativas para tomar decisiones estratégicas puede sembrar dudas y hasta paralizar una organización en un momento crítico. En efecto, esas herramientas – muchas de ellas financieras – suelen implicar varios supuestos difícilmente demostrables. ¿Por qué 6% de crecimiento y no 10%? ¿Quién dice que el tipo de cambio no seguirá bajando? ¿De dónde sale este costo de capital? He observado reacciones muy distintas ante un modelo financiero: algunos ejecutivos confían ciegamente en los números, otros se asustan por la cantidad de hipótesis y toman una decisión “al feeling”. Un tercer grupo analiza el modelo y lo discute hasta eliminar el último conflicto con su “instinto del negocio”. Allí está el secreto detrás de las buenas decisiones estratégicas. Nunca dejemos de escuchar nuestro instinto pero asegurémonos que los números lo respalden.

[Publicado en Diario Gestión en diciembre 2012]


Si te gustó el artículo, compártelo con tu red de contactos y escribe tus comentarios más abajo por favor. ¡Gracias!

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s