¿Cómo anticipar el entorno futuro de nuestros negocios?

En la literatura de negocios abundan los elogios a visionarios que han sido capaces de anticipar las necesidades del consumidor y generar fortunas con sus productos pero poco se lee sobre como predecir el futuro. Sin entrar en terrenos esotéricos, existen herramientas probadas para proyectar la adopción de nuevos productos y en Perú tenemos condiciones que nos permiten anticipar mejor que en otros países esos cambios. Sin embargo, pocos ejecutivos lo aprovechan.

Tuve la oportunidad como consultor de proyectar la adopción y el abandono de distintos productos y tecnologías en Europa y en Perú. Construimos curvas de evolución incluyendo fases de introducción, crecimiento, madurez y declive. Sorprendentemente, todas esas curvas tenían una forma en “S” muy similar pero el nivel de confianza en nuestras proyecciones estuvo mucho mayor en Perú.  Por ejemplo, cuando proyectamos la introducción del control digital del alumbrado público en Europa del Oeste, la región más avanzada del mundo en este campo, no tuvimos otro remedio que basarnos en las curvas de adopción de tecnologías anteriores de alumbrado como lámparas de sodio. Al contrario, cuando proyectamos la migración del lector peruano del diario papel a su versión digital, pudimos basarnos en curvas reales de adopción del diario digital en países pioneros como Estado Unidos.

En este contexto, remplazaría el dicho “Nadie tiene bola de cristal” por “Hombre prevenido vale por dos”. La combinación de técnicas de proyecciones probadas como la Curva en S para la cual existen modelos matemáticos ampliamente documentados y de información real en regiones más adelantadas puede ser un “casi sustituto” a la bola de cristal para conocer nuestro entorno futuro de negocios y desarrollar una estrategia adaptada. No copiemos ciegamente la estrategia ejecutada exitosamente en otros países ni perdamos la flexibilidad necesaria para adaptarnos a los imprevistos. Tampoco caigamos en el fatalismo de pensar que el futuro no puede ser influenciado. Pero miremos sin miedo ni vergüenza la evolución de nuestros sectores de interés en otros países. Las curvas de penetración de nuevos productos tienen similitudes sorprendentes entre países. Aprovechemos el desfase de Perú con otros países para anticipar los cambios que transformarán los negocios peruanos. Lo mismo vale para el desfase entre Lima y las otras regiones del Perú.

En un mundo cada vez más imprevisible, donde cambios estructurales como la masificación del internet móvil transformarán varios sectores – en particular medios, telecomunicaciones y el retail en general – las empresas y los gobiernos ganarán en desarrollar todas las capacidades a su alcance para proyectar su entorno futuro y en Perú tenemos una situación privilegiada que no podemos desaprovechar.

Si sabemos de dónde sopla el viento, miremos en esa dirección, observemos el color de las nubes y sembremos en el momento adecuado. La cosecha será mejor.


Si te gustó el artículo, compártelo con tu red de contactos y escribe tus comentarios más abajo por favor. ¡Gracias!

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s